AP

Ante el triunfo de Trump en la contienda presidencial, miles de haitianos que se encuentran varados en México rumbo a Estados Unidos ya no ven como opción seguir con su sueño americano. México se ha convertido en el país de destino para muchos y el gobierno mexicano ahora está buscando apoyar a los que, en lugar de regresar a Haití, deseen permanecer en tierras aztecas.

Advertisement

Wilner Metelus, presidente del Comité Ciudadano en Defensa de los Naturalizados y Afromexicanos, se reunió el mes pasado con el Subsecretario de Población, Migración y Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación, Humberto Roque Villanueva, para discutir qué hacer con los más de 4,000 haitianos que se encuentran en albergues a lo largo de la frontera.

"México solo no puede solucionar un problema así, necesita la participación de la comunidad internacional”, me dijo Metelus. “Vamos a establecer contacto con el representante de la embajada de Canadá, si el gobierno canadiense los puede recibir, sería un apoyo enorme”.

Advertisement

Pero la realidad inmediata para la mayoría de los haitianos es permanecer en México.

AP

“Ellos no pueden regresar a Haití”, dijo Metelus. “Haití es un país que está en crisis. No hay vida…Pero tampoco pueden vivir el resto de sus vidas en los albergues”.

Matelius dijo que las autoridades mexicanas están buscando soluciones para los haitianos en México.

Sponsored

“El subsecretario [Humberto Roque Villanueva] dio garantía que si un haitiano consigue trabajo, le van a dar sus papeles para trabajar en cualquier empresa”, me dijo.

La mayoría de los haitianos que se encuentran varados en México dejaron la isla para emigrar a Brasil después del terremoto de 2010. Pero Brasil comenzó a enfrentar su propia crisis económica en el 2014 y muchos haitianos dejaron Sudamérica para aventurarse hacia Estados Unidos.

Advertisement

El Presidente Obama suspendió temporalmente todas las deportaciones de haitianos después del terremoto y permitió a cualquier haitiano que se presentara en un punto de entrada en la frontera de México con Estados Unidos recibir un estatus de protección. Pero en septiembre de 2016 el gobierno estadounidense suspendió la medida de ayuda temporal.

Ahora una ola de migrantes provenientes de Haití están atorados en Tijuana.

El Padre Patrick Murphy, director de la Casa del Migrante en Tijuana, dice que su albergue efectivamente está lleno de haitianos.

Advertisement

"El 26 de mayo, el Instituto Nacional de Migración nos pidió a los albergues de Tijuana que ayudaramos con el flujo de haitianos, y nos pusimos de acuerdo, pero nunca imaginamos que iban a ser miles y miles de personas”, me dijo. “La gente piensa que va a llegar [a Estados Unidos] pese a todo”.

AP

El resultado de la elección estadounidense ha creado lo que Murphy llama el “efecto Trump”. Dice que muchos refugiados haitianos están esforzándose por llegar a Estados Unidos antes de que el magnate tome protesta como presidente.

“Ya hemos recibido a gente que está tratando de cruzar porque piensa que después de enero la frontera va a cerrarse", dijo el sacerdote scalabriniano.

Advertisement

Advertisement

Las autoridades migratorias de Estados Unidos ofrecen entrevistas consulares cada dia para entre 60 y 80 haitianos. La gran mayoría de los haitianos que reciben entrevistas consulares son llevados a centros de detención migratoria mientras el gobierno analiza sus peticiones de asilo.

Pero muchos esperan que bajo Trump las entrevistas se reduzcan o sean suspendidas por completo.

Algunos refugiados ahora están dejando la frontera en Tijuana para intentar cruzar por el desierto.

Advertisement

Los haitianos no siempre son bienvenidos. No todos los tijuanenses están contentos con la nueva ola de inmigrantes.

Un grupo llamado “Frente Nacionalista de Mexico” recientemente declaró en las redes sociales que los haitianos le están “robando trabajos” a los mexicanos.

Sin embargo, los activistas siguen intentando crear oportunidades laborales en las maquilas y el sector turístico de Tijuana para que los haitianos no tengan que arriesgar la vida.

Advertisement

Advertisement

“Nuestro departamento de trabajo consigue trabajo para migrantes constantemente”, dijo Murphy. “Dicen que, en cualquier momento, hay 15,000 trabajos disponibles en Tijuana, aunque no pagan muy bien”.

Además, Murphy dice que la permanencia de los haitianos enriquecería la cultura de una de las ciudades más diversas y cosmopolitas de México.

“Daría a Tijuana una nueva mano de obra, le daría una nueva cultura”, dijo Murphy. “Tijuana siempre ha sido una ciudad muy multicultural, tiene mucho orgullo de ser muy receptiva”.

Advertisement

Sean bienvenidos o no, ahora miles de haitianos no tienen más remedio que intercambiar su sueño americano por uno mexicano.