SFAI Vimeo screenshot.

Jill Magid, una artista conceptual de Nueva York, inaugurará una polémica exposición multimedia el 27 de abril en el Museo Universitario de Arte Contemporáneo (MUAC) de la Ciudad de México. La muestra incluye un anillo hecho de los restos de Luis Barragán, uno de los arquitectos más famosos de México.

Advertisement

Con el permiso de la familia del difunto la artista viajó a Guadalajara en septiembre de 2015 para exhumar medio kilo de cenizas. Magid supuestamente quería transformar los restos en un anillo de diamantes para intercambiarlo por el archivo profesional del arquitecto, el cual había sido adquirido por un empresario suizo como regalo de compromiso para su novia.

Barragán, exponente del modernismo europeo, diseño monumentos como Las Torres de Satélite. ProtoplasmaKid / Wikimedia Commons

Magid le dijo a la familia de Barragán que le obsequiaría el anillo a la nueva propietaria para poder tener acceso al misterioso archivo e incluso traerlo a México. Pero al parecer todo era parte de un “elaborado plan” para crear una obra de arte conceptual, relata la revista The New Yorker.

Advertisement

La supuesta obra de arte, el anillo de Barragán, será exhibida en México bajo el título The Proposal (la propuesta) como parte de la muestra Una carta siempre llega a su destino: los archivos Barragán.

Más de 70 artistas e intelectuales mexicanos, entre ellos la nieta de Barragán, han declarado su oposición al proyecto mediante una carta dirigida a Jorge Volpi, coordinador de difusión cultural de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Sponsored

“La exposición The Proposal está buscando proliferar un mito para la ganancia económica privada de la artista y su galería”, lee la carta.

Magid, por su parte, insiste que el propósito de su obra es explorar y cuestionar la problemática de la propiedad intelectual y los derechos de autor.

Los curadores del museo argumentan que la exposición “abre el debate político y ético sobre las condiciones presentes y futuras de la transferencia de la cultura patrimonial de un modelo de estado-nación a uno de entidades corporativas”.

Advertisement

“La obra de Magid plantea preguntas esenciales sobre las consecuencias e implicaciones de que un legado cultural se convierta en propiedad privada corporativa y sobre las ramificaciones de su mercantilización en términos de afecto erótico o nacionalista en el contexto de la gestión de la cultura periférica en el capitalismo actual”, declaró el MUAC en un comunicado para responder a las protestas.

La muestra estará abierta hasta el 13 de agosto. El museo le ha extendido una invitación a Magid para venir a México a debatir su obra.