Imagen via AP

Las autoridades de la República de Chechenia supuestamente están llevando a cabo redadas para arrestar hombres homosexuales y mandarlos a campamentos de prisión donde están siendo torturados y obligados a vivir en condiciones inhumanas, informaron varios reportes de organizaciones de derechos humanos y un diario ruso independiente.

Advertisement

El periódico ruso Novaya Gazeta publicó el primer reportaje sobre los supuestos campamentos la semana pasada. El diario dijo que las autoridades han arrestado hasta 100 hombres para llevarlos a los campamentos. El reportaje afirma que por lo menos tres individuos fueron asesinados por las fuerzas armadas. Los informes señalan que el líder autoritario de Chechenia, Ramzan Kadyrov, un aliado del presidente ruso Vladimir Putin, está detrás de las redadas. (La República de Chechenia es una entidad federal de Rusia).

Las autoridades rechazaron los reportes que se publicaron la semana pasada. Aseguraron que la historia es completamente falsa ya que, según ellos, no hay homosexuales en Chechenia.

Advertisement

“No puedes arrestar u oprimir a personas que simplemente no existen en la república”, dijo Alvi Karimov, vocero del gobierno de Chechenia. “Si tales personas existieran en Chechenia, la policía no se tendría que preocupar de ellos, porque sus propios parientes los hubieran mandado a un lugar del cual no podrían regresar”.

La Red LGBT de Rusia, un grupo de defensa para los derechos de la comunidad LGBTI, recolectó testimonios de hombres que dijeron que estaban detenidos en los campamentos hasta hace poco. Los testimonios afirman que hombres homosexuales fueron sujetos a interrogaciones y tortura:

Un joven de Grozny, gay. Hace algunos meses, se mudó de N (una ciudad rusa). Quería vivir ahí, pero no logró encontrar trabajo, e iba regresar a Chechenia a mediados de marzo. Trató de comunicarse con su amigo en Chechenia, pero no lo encontró. Después de una semana, su amigo lo contactó y le dijo que apenas había sido liberado. Fue detenido por agentes ya que sospecharon que era homosexual. Para hacerlo confesar, lo golpearon con una manguera y lo torturaron con electricidad. Dijo que había casi 30 personas encarceladas en el cuarto con él. Según él, los policías les dijeron que las órdenes venían del líder de la República. Los detenidos fueron forzados a compartir la información de contacto de otros hombres homosexuales. Entre más información daban, más tiempo los detenían.

Las organizaciones internacionales como Amnistía Internacional y Human Rights Watch confirmaron que los reportes coinciden con lo que han escuchado de otras fuentes de información.

Sponsored

“La información publicada por Novaya Gazeta es consistente con los reportes que Human Rights Watch recibió hace poco de varias fuentes de confianza, incluyendo una fuente de información que está en la zona”, escribió Tanya Lokshina, directora de Human Rights Watch en Rusia. “El número de fuentes de información y la consistencia de las historias nos deja sin dudas de que estos asuntos devastadores han ocurrido”.

La Red LGBT presentó denuncias ante el procurador general de Rusia, el comisionado de derechos humanos, y el Comité Investigativo Federal, según el noticiero británico BBC. Pero no recibieron ninguna respuesta.

Advertisement

El Kremlin respondió a los reportes de los campamentos que salieron en diferentes medios la semana pasada. El gobierno ruso aseguró que la policía investigará si los reportes son verdaderos. El vocero del presidente ruso, Dmitry Peskov, le recomendó a las personas que supuestamente fueron detenidas y torturadas que “presenten denuncias oficiales”.